“Si crees que algo es imposible, tú lo harás imposible” [Bruce Lee (1940 – 1973)  artista marcial, maestro de artes marciales, actor, cineasta, filósofo y escritor estadounidense de origen chino]

Cuando era un niño, probablemente de unos diez años, tenía una práctica casi obligada los sábados después de las seis de la tarde, en mi casa, me sentaba a ver las películas de Kung Fu, en especial si eran de Bruce Lee. Algunas veces las veía junto a mi padre, otras con mi hermano y otras yo solo. En ese tiempo, para mis ojos de niño, cualquier actor asiático que tuviese un corte de cabello medianamente parecido al del famoso actor, automáticamente se convertían en Bruce Lee. Por otro lado, no me interesaban las tramas de las películas, los efectos especiales, la banda sonora o cualquier otra característica que complementara el filme. Lo único que me importaba era que el protagonista iba a ser rodeado por cinco tipos y que luego de un par de movimientos estratégicos, unos cuantos golpes, varias patadas y gritos los iba a dejar a todos tirados en el piso.

Bruce Lee Game of Death




Para mis gustos infantiles, la que me parecía la mejor película de Bruce Lee era aquella en la que el actor lucía una braga naranja (o amarilla, dependiendo de la calidad del color del TV) con franjas negras a los lados, llamada “El Juego de la Muerte”. Me parecía espectacular porque el héroe, Billy Lo, un experto en artes marciales, tenía que ir superando niveles (como cualquier video juego) y en cada uno de ellos iba encontrando a un peleador cada vez más fuerte, hasta llegar al último piso y combatir con el Big Boss. Todo este esfuerzo lo hacía para poder rescatar a su familia, que había sido secuestrada por un grupo de mafiosos coreanos para forzarlo a entrar en una pagoda de 5 niveles  y luchar contra los mejores peleadores del mundo para adueñarse de “algo” que se encontraba en el último nivel.

Luego de un tiempo, la tradición del Prime Time sabatino se había terminado. Probablemente porque la televisión nacional había dejado de transmitir las películas de Kung Fu para sustituirlas por algún programa de concursos bien malo. Sinceramente no recuerdo la razón. Pero después de allí me fui olvidando de las películas de Kung Fu y de Bruce Lee.

Bruce Lee Game of Death Nunchakus

Muchos años después, me encontraba viviendo solo, en uno de esos sábados que uno no tiene nada que hacer me puse a buscar en Internet algo para ver y recordé que tenía muchos años sin ver una peli de artes marciales. Así que para irme por lo conocido me puse a buscar las de Bruce Lee. Como no recordaba los nombres, si no algunas escenas decidí buscar en Google “Bruce Lee y su braga naranja”, e inmediatamente me apareció la película “Game of Death” (Juego de la Muerte).

Allí me enteré, de muchas curiosidades relacionadas con el filme, principalmente que Bruce Lee aparece solamente unos 20 minutos en la película, porque falleció antes de terminarla. A raíz de esto, en muchas de las escenas los que aparecían eran dobles (lo que confirmaba mi teoría de niño) y algunos trozos de tomas en primer plano de Lee, pertenecían a “Operación Dragón”, “Furor del Dragón” y “Furia Oriental”. Estos trozos de filmación se pueden reconocer, en la grabación original, con facilidad debido a la diferencia que existe en la calidad del video entre el viejo material y el nuevo, antes de ser remasterizada y sacada en formato DVD. En un punto de la película, también puede verse escenas sobre el cadáver real de Bruce Lee, en su funeral, que fue una parte en la que Billy Lo finge su muerte.

Bruce Lee Game of Death Kill Bill




La famosa braga naranja con franjas negras que Lee utilizó en la película se convirtió en un ícono representativo tanto del actor como del filme y la misma ha servido de referencia para diversas formas de difusión. Precisamente esta película fue la que inspiró a Quentin Tarantino para hacer algunas escenas del filme Kill Bill, especialmente las de la famosa braga naranja. Incluso, la portada del DVD de la película es naranja con una franja negra.

“Operación Dragón” fue la película más taquillera e importante del actor, que lamentablemente no pudo ver su estreno en Hong Kong ya que murió una semana antes. Gracias a este film las películas de Kung Fu invadieron el mercado occidental entre los 70 y 80. Y por supuesto las televisoras nacionales no se quedaron atrás colocando cuanta película asiática se consiguieran en sus estantes. Gracias a esto durante algún tiempo pude tener mi tradición de los sábados. A raíz de este film, la imagen del pecho ensangrentado de Bruce, con los nunchakus o los diferentes reflejos en un espejo se convirtieron en íconos obligados en los gimnasios de artes marciales.

Bruce Lee Nunchakus Operación Dragón

Es impresionante como un personaje se puede convertir en un verdadero ejemplo a seguir, sin importar cuales fueron las reales causas de su muerte. Sus películas, sus libros y su estilo de pelea, el Jeet Kune Do (creado por él) lo convirtieron en el artista marcial más influyente y más grande de todos los tiempos. Gracias a él se dieron a conocer las artes marciales chinas en occidente. Ya sus películas casi no se transmiten. A lo sumo “Operación Dragón” por los canales de clásicos del cine, como TCM o Fox Classics. Pero Bruce Lee seguirá siendo el héroe de muchos (incluso de nuevas generaciones). Gracias por leerme.




Soy venezolano. Ingeniero de Telecomunicaciones. Escribo aquí porque me gusta hacerlo. Soy entusiasta de la motivación y el desarrollo personal. Aquí les comparto un poco de eso, pero tambien mis vivencias, gustos e intereses, con alguna que otra reflexión.

Bruce Lee y su braga naranja
Si te gustó lo que leíste ¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on VK
VK
Print this page
Print
Email this to someone
email
Etiquetado en:                

¡Tu opinión es importante para mi!

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificarme
A %d blogueros les gusta esto: