“Hay tres cosas en la vida que verdaderamente amo: Dios, mi familia y el béisbol. El único problema es que una vez que comienza la temporada, cambio el orden un poco” [Al Gallagher (1945) Jugador de béisbol estadounidense]

Anoche arrancó la Temporada 2017-2018 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Este deporte, en nuestro país, enciende muchas pasiones y es sinónimo que la navidad está a la vuelta de la esquina. Gracias a esto, algunas personas se olvidan un poco de los problemas que aquejan hoy en día a nuestra sociedad como la crisis económica, la politiquería y otros males. Personalmente a mí me pasa. No con esto intento tapar el sol con un dedo o me quiero engañar pensando que todo está de maravilla. Pero al menos durante los cuatro meses que dura el campeonato, hay algo diferente de que hablar.

En otros países como España, Argentina o Chile el futbol es el deporte que mueve masas, pero aquí, en Venezuela, el béisbol genera más entusiasmo en estas fechas. No voy a negar que, cómo a la mayoría de los seres humanos, me gusta el futbol. Pero no lo pondría en mi lista como deporte principal. Creo que soy más fanático del automovilismo, en especial la Formula 1 y del Béisbol, en ese orden. El futbol estaría de tercer lugar, al menos que se trate de la Copa del Mundo o de la Copa América. En ese caso cambiaría mis prioridades. Aunque como ambos son cada cuatro años, no afecta mucho el orden de mis gustos deportivos.

Sin embargo, existe una minoría que no les gusta el futbol. Y lo digo con propiedad, porque mi padre pertenecía a esa minoría. El prefería ver o hacer cualquier otra cosa antes que calarse un partido completo de futbol. Cuando llegaba la época de la Copa del Mundo, cambiaba más de equipo que un político oportunista. Siempre le iba a cualquiera que fuese contrario a los que los miembros de la familia nos inclináramos. Si por alguna casualidad se enfrentaban Colombia y Bangladesh, era seguro que el apostaba lo que fuese a Bangladesh, ya que sabía que el resto apoyaríamos a Colombia por puro regionalismo latino. Incluso el mismo afirmaba que trataba de mantenerse informado de los resultados del torneo global, solamente para no sentirse excluido en alguna conversación sobre el tema, pero la realidad era que, no le interesaba.

Nada de esto sucedía en lo referente al béisbol. Si había la transmisión de algún juego, para él era mucho mejor. Y gracias a esto, su gusto deportivo me fue transmitido por años, incluyendo el fanatismo por el equipo que a él le gustaba: Los Leones del Caracas.


De la llamada “Temporada Regular” tengo muchos recuerdos de momentos compartidos con mi padre. Nunca tuve la oportunidad de ir a un estadio a ver un juego, ya que vivíamos en una ciudad ubicada al Sur-Oeste del país y la mayoría de los equipos y estadios se encuentran al norte de Venezuela o más bien lo que llaman la “Zona Central”, no por que quede ubicada en el centro de la nación, sino porque allí se concentran las ciudades más grandes y pobladas de la nación: Caracas (la capital), Valencia (Estado Carabobo), La Guaira (Estado Vargas) y Maracay (Estado Aragua). Aunque la distancia no impidió que mi padre y yo disfrutáramos con mucha pasión los partidos de béisbol.

Mi papá nació en Turmero, Estado Aragua, una pequeña ciudad a pocos minutos de Maracay y, se puede decir que, en la llamada Zona Central, nació el béisbol nacional a principios del Siglo XX. Nosotros siempre le preguntábamos extrañados porque él era fanático de los Leones del Caracas si su estado tenía equipo propio, los “Tigres de Aragua”, a lo que él nos respondía secamente: “Ese equipo no sirve pa’ una mierda. Iré por los Tigres cuando sean campeones”. A pesar que, durante la década de los 70, el equipo fue campeón 3 veces, mi padre no se cambió.

Los Eternos Campeones del Béisbol Nacional

Los Leones del Caracas se dan el lujo de ser el equipo más triunfador del campeonato. Ha levantado la copa 17 veces sumado a que, hace unos años se encendió una polémica porque la liga le otorgó 3 títulos más, pertenecientes a la época cuando se llamaba “Cervecería Caracas”, llegando a 20 campeonatos en total. Esta situación fue protestada hasta la saciedad por el equipo que se hace llamar su eterno rival “Los Navegantes del Magallanes”, cosa que no produjo ningún cambio.

Por esa colección de títulos, al equipo de los Leones se le empezó a llamar los Eternos Campeones, ya que, los Navegantes son el equipo que más se le acerca en número de campeonatos ganados, especialmente por el tiempo que tienen y su trayectoria, con un total de 12 trofeos, sin embargo todavía le queda mucho espacio para poder alcanzar a los melenudos.

Cambio de Equipo

Entre la década de los 80 y la de los 90, viví junto a mi padre la emoción de ver a los Leones en 7 ocasiones utilizar la franela de Campeones del Béisbol Profesional Venezolano y, por supuesto, verlos triunfar en innumerables enfrentamientos no apto para cardíacos. Aunque también sufrí la decepción de la derrota, en especial cuando se estaban jugando el campeonato en una final.

En la temporada 2004-2005, mi padre me sorprendió cuando celebró el triunfo de “su equipo” los Tigres de Aragua, que habían derrotado a los Leones del Caracas en una final de infarto. Allí él cumplió lo que siempre había dicho cuando le preguntábamos el porqué de no apoyar al conjunto de su estado natal. Cuestión de regionalismo supongo.

Y no era para menos, de la noche a la mañana los Tigres sufrieron la transformación deseada por el resto de los contrincantes: pasaron de ser un equipo que no servía “pa’ una mierda” a ser el equipo más triunfador. Disputó todas las finales desde la temporada 2001-2002 hasta la 2011-2012. Fue campeón 6 veces que por cosas del destino no fueron seguidas y alcanzó a los Leones en ganar tres veces consecutivas, racha que solo los melenudos se jactaban de poseer. Lo tigres ganaron en las temporadas 2003-2004, 2004-2005, 2006-2007, 2007-2008, 2008-2009 y 2011-2012. Quedaron Sub-Campeones en 2001-2002, 2005-2006, 2009-2010 y 2010-2011. Si en la temporada 2002-2003 no hubiesen suspendido el torneo por los problemas políticos del país, es posible que también hubiesen levantado esa copa, por los resultados que estaban obteniendo.

En la temporada 2005-2006, me desquité de la “traición” de mi padre, cuando los Leones quedaron campeones derrotando a los Tigres. En 2008-2009, le tocó el turno a los Tigres, dejando a los Leones como simples espectadores de la coronación, en 2009-2010 nuevamente los Leones cobraban venganza, arrebatándole la copa a los Tigres y en 2011-2012 ambos conjuntos felinos se enfrentaban nuevamente en la final, esta vez ganándola el equipo de Aragua.  

Esa fue la última final que compartí con mi padre, aunque a larga distancia porque para esa época él se encontraba viviendo en su ciudad natal. Cada vez que alguno de los dos equipos le ganaba un encuentro al otro, el fanático ganador se encargaba de llamar al perdedor para burlarse un rato.

En las temporadas 2012-2013 y 2013-2014 el equipo Campeón de la Liga fue los Navegantes del Magallanes. Luego en 2014-2015 los Caribes de Anzoátegui se titularon campeones, teniendo una de las mejores temporadas de su historia, posicionándose de forma permanente en el primer lugar desde el inicio del campeonato hasta el último día del encuentro. Incluyendo una Serie del Caribe casi perfecta, que lamentablemente perdió en el juego final. La campaña 2015-2016, se titularon campeones los Tigres de Aragua, ganando su décimo título de la LVBP. Aquí ya mi papa no estaba para congraciarse por la victoria de su equipo y por el mal desempeño de los Leones del Caracas. En la temporada pasada, la 2016-2017, las Águilas de Zulia levantaron la copa después de dieciséis  años de sin obtener el título.

El torneo

La liga está formada por pocos equipos, ocho solamente: Leones del Caracas (20), Navegantes del Magallanes de Valencia (12), Tigres de Aragua (10), Tiburones de la Guaira (7), Águilas del Zulia (5), Cardenales de Lara (4), Caribes de Anzoátegui (2) y Bravos de Margarita (0). Todos los equipos tienen su fanaticada bien consolidada, pero la mayoría se identifica como Caraquista o Magallanero, ya que se puede decir que estos dos equipos fueron los primeros que iniciaron el torneo de béisbol nacional, cada uno con una larga historia, pero ambos son conocidos como “Los Eternos Rivales”.


La llamada “Temporada Regular” empieza a principios de octubre y finaliza los últimos días de diciembre y consta de 252 juegos, dado que cada equipo debe jugar 63 veces en total, ya que se debe enfrentar 9 veces con el resto de sus rivales. La campaña antepasada cambiaron el formato y los fanáticos estaban un poco insatisfechos, por un sistema de puntos a dos rondas que dejo por fuera equipos que iniciaron muy bien y su segunda ronda no fue tan buena, pero ese sistema fue eliminado dejando el de las temporadas anteriores.

En enero arranca lo que llaman “Post Temporada” donde clasifican 6 de los 8 equipos. Antes era algo más sencillo. Jugaban una segunda ronda y pasaban a la final los dos mejores. Pero como cambiaron el formato el actual quedo así: Los 6 clasificados a la etapa de postemporada jugarán tres 3 series de play off a siete 7 juegos cada una para ganar cuatro 4, con descanso entre los juegos 2-3 y 5-6; de la siguiente manera:

  • El primer (1) clasificado (home club) enfrentará al sexto (6) clasificado.
  • El segundo (2) clasificado (home club) enfrentará al quinto (5) clasificado.
  • El tercer (3) clasificado (home club) enfrentará al cuarto (4) clasificado.

Los 3 ganadores de cada una de las series, clasificarán a la siguiente serie semifinal. Dentro de los perdedores de la Primera Serie de Postemporada se escogerá el cuarto 4 clasificado mediante la celebración de un Juego de Comodín (Wild Card) que se jugará entre los dos 2 mejores clasificados de la Ronda Eliminatoria, en el día siguiente a la terminación de la Primera Serie de Postemporada y en la sede del equipo que haya logrado mejor puesto clasificatorio en la Ronda Eliminatoria. El ganador se convierte en el cuarto equipo clasificado y ocupará dicha posición y no tendrá día de descanso para el inicio de la Serie Semifinal.

Luego, en la Serie Semifinal los cuatro 4 clasificados de la serie anterior jugarán dos 2 series de play off a siete 7 juegos cada una para ganar cuatro 4, con descanso entre los juegos 2-3 y 5-6. La posición de los tres 3 primeros clasificados, se determinará por la ubicación que hayan tenido en la Ronda Eliminatoria, de la siguiente manera:

  • El primer (1) clasificado (home club) enfrentará al cuarto (4) clasificado.
  • El segundo (2) clasificado (home club) enfrentará al tercer (3) clasificado.
  • Los dos (2) ganadores de cada una de las series, clasificaran a la final.

La final con definición en siete 7 juegos, para ganar cuatro 4, entre los dos 2 equipos que hayan ganado sus series. Tendrá un descanso entre los juegos 3 y 4.



La Serie Final iniciará en la sede del equipo que haya ocupado la mejor posición en la Ronda Eliminatoria, pero, en cualquier caso el cuarto equipo clasificado de la Primera Serie de Postemporada perderá la condición de abrir como home club en caso de ir a la final.

En esta temporada, que comenzó ayer, los fanáticos esperamos que los equipos nos den un buen espectáculo, como todos los años y que por supuesto los “Leones del Caracas” se coronen Campeones de la Liga. Gracias por leerme, nos vemos en una próxima entrada.

Soy venezolano. Nacido en la ciudad de Mérida. Mi profesión es la ingeniería y las tecnologías de la información. Escribo aquí y en otros sitios porque me gusta hacerlo. Soy entusiasta de la motivación y el desarrollo personal. Aquí les comparto un poco de eso, pero tambien mis vivencias, gustos e intereses.

Comenzó la fiesta del Béisbol en Venezuela
Si te gustó lo que leíste ¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on VKPrint this pageEmail this to someone
Etiquetado en:                

¡Tu opinión es importante para mi!

¡Se el primero en comentar!

Notificarme
avatar
wpDiscuz
A %d blogueros les gusta esto: