Nunca te sientas avergonzado por intentarlo y fracasar, porque el que nunca tuvo un fracaso, es el que nunca lo intentó. [Agustine Og Mandino (1923-1996). Ensayista y psicólogo estadounidense]

Durante el año en curso he trabajado muy duro en diversos proyectos, los cuales he ido concretando poco a poco, con muchísimo esfuerzo, trasnochos, rabias, decepciones, pequeños triunfos y por supuesto una lucha constante en contra del miedo al fracaso. No hay que negarlo, a todos nos pasa. Empezamos algo y comenzamos a encontrar obstáculos en el camino, así estos sean originados en nuestra imaginación.


El miedo al fracaso, como la gran mayoría de los miedos, es producto de nuestra mente. Es la anticipación o la visualización de un evento negativo que todavía no ha sucedido, pero que se siente como si estuviese pasando actualmente y eso nos paraliza. Por esta razón muchas veces la mayoría de las personas se ilusionan con una idea o un proyecto e inmediatamente comienzan a sentirse como estancadas, por miedo a que las cosas no salgan como lo esperan.

En realidad el miedo lo creamos en nuestra imaginación y eso ocasiona que dejemos a un lado la realización de algún proyecto sin siquiera haber entrado en acción. Existen muchos ejemplos de personas que han conseguido sus propósitos porque se han puesto manos a la obra. Es muy común pensar que esto es debido a que tienen suerte, o que son seres especiales o más guapos, inteligentes, ricos o cualquier otra cosa que podamos imaginar. La diferencia es que esas personas han decidido dar el paso y han dejado a un lado ese miedo al fracaso anticipado, han decidido tener éxito en contra de cualquier adversidad y han trabajado mucho para conseguirlo.

Michael Jordan, uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA, dijo: “Yo puedo aceptar un fallo. Cualquiera puede fallar. Pero no puedo aceptar el no intentarlo. He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. En 26 ocasiones se me ha confiado para tirar el tiro que ganaría el partido y fallé. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito”. Nadie asegura que vamos a lograr el éxito de forma inmediata. Quizás nos equivoquemos muchas veces, pero tenemos que pensar que esos errores forman parte del aprendizaje que vamos consiguiendo en el camino hacia nuestra meta.

Imaginemos por un momento que comenzamos a crear en nuestra mente un proyecto ambicioso y emocionante. Desarrollamos todo un plan de acción, trabajamos duro con perseverancia y esfuerzo, pero al final los resultados son adversos. ¿Se puede decir que eso es un fracaso? La mayoría de las personas creen que si, incluso pueden etiquetarnos como “fracasados”.

Quizás, un buen número de conocidos dirán o pensarán que el experimento fue todo un fracaso y en realidad eso es lo que nos causa más temor, lo que otros pueden pensar de nosotros. Por esa razón la gran mayoría no corre riesgos y tampoco intenta descubrir aquello con lo que pudiese disfrutar y sentirse felices, por temor a ser identificados como fracasados.

Existe una enorme diferencia que deberíamos tomar en cuenta. Están aquellos que no obtienen los resultados esperados en uno, dos o más proyectos, es decir “fracasan” en uno, dos o más proyectos, pero siguen intentando una y otra vez hasta que dan con la formula correcta y consiguen el éxito en el campo que se desempeñan. Por otro lado, están quienes nunca intentan nada por miedo al fracaso o a lo que otros piensan o “al qué dirán”, y viven una vida llena de frustraciones. ¿En qué grupo preferimos estar?

Ahora bien, luego de esta reflexión aquí les van unos consejos prácticos, que yo tomo en cuenta cada vez que me empieza a invadir el miedo al fracaso cuando quiero iniciar un nuevo proyecto:

  1. Descubre tu miedo real: Cual es la razón por la que no te arriesgas, miedo a perderlo todo, que otros nos critiquen, las burlas, a no lograrlo y lamentarse por el tiempo perdido. Una vez tengas claro cuál es el verdadero miedo que se esconde detrás, hay que continuar.
  2. Planifica: La planificación es un gran apoyo a la hora de tomar una decisión, ya que teniendo una conciencia real de lo que tienes que hacer, puedes ir suprimiendo los temores. El sueño por hacer que las ideas se vuelvan realidad siempre debe ser mayor que el miedo a fracasar.
  3. Establece objetivos: Las metas que se fijen deben estar dentro de la realidad económica, no inalcanzables. Todos nuestros objetivos deben ayudarnos a mantener nuestra ilusión, ya que esta es un potente motor para conseguir todo aquello que nos proponemos.
  4. No existen errores, solo resultados: Los resultados negativos no quiere decir que es un fracaso. Quizás el camino que estas recorriendo no es el adecuado, así que solamente tienes que cambiarlo y seguir otro mejor.
  5. Elimina la negatividad de tu mente: Muchas veces pensar que a ti siempre te pasa lo peor trae consigo los peores temores y esto ocasiona el estancamiento a la hora de querer actuar.
  6. Avanza: Es mejor ir superando obstáculos por muy difícil que sea, que no animarse a tomar riesgos por miedo al fracaso. Si siempre te quedas en tu zona de confort, el miedo a seguir adelante se incrementa. Si las cosas no salen como esperabas, no te desanimes.
  7. Aprende: Se puede aprender mucho más de los resultados negativos que de los éxitos. Con los errores se puede capitalizar experiencia, conocimientos, habilidades y destrezas que no se tenían antes de empezar y, de esta forma no se volverán a das los mismos pasos que no te llevaron a ninguna parte.
  8. Ten un Plan B: Muchas veces tener un plan alternativo nos ayuda a tener más tranquilidad. Por ejemplo, si uno de los temores es perder todo es importante tener un colchón financiero de apoyo.


Existen muchos casos históricos de personas exitosas que comenzaron fracasando. Abraham Lincoln, fue uno de los grandes líderes de EUA pero antes de serlo fue derrotado en 26 campañas para optar a un cargo público, Carrie de Stephen King fue rechazada 30 veces, a Walt Disney lo despidieron por su falta de creatividad y Steve Jobs fue despedido de su propia empresa. La lista es interminable y no solamente en la vida de los famosos, nuestra cultura está impregnada de referencias a los fracasos.

 En Wikipedia dice “Fracaso es lo contrario del éxito o triunfo”. Según el DRAE es el “malogro o resultado adverso de una empresa o negocio”; un “suceso lastimoso, inopinado y funesto” o la “caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento”.

De acuerdo a esto todos hemos fracasado alguna vez, y depende de cada quien considerarlo un “suceso lastimoso o funesto” y lamentarse el resto de su vida o considerarlo simplemente un “resultado adverso”. Porque lo importante es eliminarle la connotación negativa y entender que el fracaso no es más que un resultado adverso que nos proporciona un aprendizaje y nos lleva cada vez más cerca del éxito.

Si tenemos en mente un proyecto o una idea que sirva para mejorar nuestra vida personal, nuestro negocio, nuestra economía, etc., hay que entrar en acción. Más vale arriesgarnos, fracasar e intentarlo muchas veces, que despertarnos en 30 años y darnos cuenta que nuestros miedos fueron más fuertes que nuestros sueños y que pudimos haber tenido una mejor vida, pero no nos la permitimos. Tenemos que recordar que con cada fracaso se obtiene una experiencia muy valiosa. El éxito y el fracaso son solamente interpretaciones de los resultados, si queremos tener éxito verdadero tenemos que aprender a fracasar. Gracias por leerme. Nos vemos en una próxima entrada.



Soy venezolano. Nacido en la ciudad de Mérida. Mi profesión es la ingeniería y las tecnologías de la información. Escribo aquí y en otros sitios porque me gusta hacerlo. Soy entusiasta de la motivación y el desarrollo personal. Aquí les comparto un poco de eso, pero tambien mis vivencias, gustos e intereses.

Como superar el miedo al fracaso
Si te gustó lo que leíste ¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on VKPrint this pageEmail this to someone
Etiquetado en:        

¡Tu opinión es importante para mi!

3 Comentarios en "Como superar el miedo al fracaso"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   Mas Nuevo | Mas Antiguo | Más votado
trackback

[…] no representan una tarea sencilla de realizar. Y no solo eso, en el camino también se deberán superar miedos, modificar las ideas que teníamos sobre algo en específico, cambiar nuestros objetivos, metas, […]

trackback

[…] que hay que atender incluso desde antes de empezar. Mucha gente no se arriesga, en especial por el miedo al fracaso y al leer las estadísticas, el temor se amplifica. Todo el panorama parece muy […]

trackback

[…] fracaso es un estado mental. Nadie ha fracasado a menos que lo acepte como realidad. Para mí el fracaso es […]

wpDiscuz
A %d blogueros les gusta esto: